¿Qué hacemos?


En el año 2012 se le presentó a mi esposo la oportunidad de trabajar como voluntario en el proyecto “Operation Christmas Child” de la Bolsa del Samaritano y pudimos experimentar de primera mano la alegría que produce ofrecer nuestro tiempo y recursos para bendecir a otras personas. La Biblia dice que es más bienaventurado dar que recibir y creyendo esas palabras decidimos en el 2014 formar una organización sin fines de lucro que ofrezca ayuda a personas en necesidad, siempre y cuando esta se base en principios bíblicos.

Actualmente tenemos ya tres hijos y Dios nos ha colmado de tanto amor que ahora queremos compartirlo con otras personas que necesiten ser apoyadas en forma, material, emocional y espiritual. Quisiéramos que más personas se unan a nuestro sueño y que juntos cumplamos la deuda de amor que tenemos con nuestro prójimo en necesidad.